2014/07/05

INEFICIENCIA ENERGÉTICA DE LAS UNIFAMILIARES

Resulta una auténtica tomadura de pelo que precisamente una vivienda unifamiliar pueda alcanzar la categoría de "energéticamente eficiente". Una tipología cuyo auge reciente ha tenido como única finalidad el fomento más salvaje del consumo en todos los órdenes. Una auténtica máquina de mover dinero.

El ahorro energético en un edificio de ese tipo es ridículo si se compara con los costes de su construcción y el de la parte proporcional de las infraestructuras necesarias para que sea habitable; con los costes proporcionales de mantenimiento en alumbrado de viales, transporte público y privado, recogida de basuras, seguridad, redes de alcantarillado y tratamiento de residuos, abastecimiento de agua potable, energía eléctrica, telecomunicaciones; e incluso con el mero coste de mantenimiento del inmueble, incluido el consumo de energía, por muy eficiente energéticamente que sea.

No hay comentarios: