2014/08/22

MUDANZA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[MUDANZA]

Según pasa el tiempo
y avanza el invierno
el cuello del petirrojo
oscurece aún más el tornasol
como el ciclamen -


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/08/21

DESOLACIÓN, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[DESOLACIÓN]

Las hojas del chopo se llenaron de suspiros
y los suspiros engendraron afligidos
que arruinaron el bosque.
     Ya no tenemos árboles-


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

POLONESAS 1 A 7, DE CHOPIN



Durante muchos años escuché esta estupenda música sin ponerle un ápice de emoción. Algo que dio por resultado una como esterilización; extraña mezcla de conocimiento y desinterés por mi parte. Con el tiempo el mismo desinterés ha adquirido una pátina sentimental, a la que se han unido las aportaciones de aquellas lecturas de George Sand sugeridas por Mertxe, y algunas experiencias familiares (mi hija lo interpreta), y ahora esta música resuena en mí de una manera plenamente acorde con su estética romántica, y he comenzado a disfrutar de ella.

2014/08/20

MOTO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

MOTO
PARA UN RELOJ DE SOL
EN SCARDAMULA

Cuando danza el sol
     hablo con razón.

[1968?]

2014/08/19

EPÍGRAFE BORROSO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

EPÍGRAFE BORROSO

... Palabras muertas. ¿Porqué las habéis matado?...


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

ELLA GIAMMAI M'AMÓ, DE DON CARLO, DE VERDI



Hacía siglos que no escuchaba este aria. Nunca he abordado una ópera completa de Verdi, pero algunos de sus fragmentos se encuentran entre mis favoritos.

CUENCA


El de cuenca es un concepto sencillo, sin ambigüedad aparente. Para dibujar una cuenca basta con averiguar la posición de la divisoria con otras cuencas (línea compuesta por los puntos más elevados). Aún así es difícil encontrar, por ejemplo, un mapa correcto de la cuenca del Mediterráneo. Éste es uno de los mejores, y eso a pesar de la injerencia de la política, que nos priva de los límites del ámbito geográfico en Suiza, Austria, Serbia, Macedonia y Bulgaria. La omisión de la enorme área correspondiente al Nilo se debe al problema de la escala de representación.

cuenca1.
(Del lat. concha).

3. f. Territorio cuyas aguas afluyen todas a un mismo río, lago o mar.


Pero el témino cuenca nos reserva una última e interesante ambigüedad, que tiene su reflejo, por ejemplo, en el golfo de Sirte (señalado con una flecha). Como puede apreciarse, la cuenca del Mediterráneo se reduce a nada justo en ese punto. ¿Cómo es eso posible? ¿La lluvia fluye tierra adentro desde la misma costa? No exactamente. 

La clave parece encontrarse en la cantidad de lluvia. En esa región las precipitaciones son tan escasas que la enorme extensión que, en teoría, debería desembocar en el golfo, lo hace en unas lagunas previas al mar. Si la lluvia fuera suficiente, las lagunas desaguarían en el golfo y la cuenca se extendería entonces muy profundamente tierra adentro, pero la lluvia nunca hace rebosar las lagunas, por lo que, en definitiva, se trata de una cuenca endorreica.

ARROYO REBALSADO EN SANABRIA, ZAMORA


Imagen encontrada aquí.

2014/08/18

ESTUPIDEZ, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

ESTUPIDEZ

Grecia: ¡fuego! de los Cristianos: ¡fuego! Griegos: ¡fuego!
Tres palabras muertas. ¿Por qué las habéis matado?

Atenas, verano-
Princeton N. J., Navidad 1968.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

JOSEF KOUDELKA


ANTE LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

"... El juez militar buscó en los cajones el expediente de Schwejk pero como de costumbre no pudo encontrar nada.

—Debe tenerlas el capitán Linhart —dijo después de buscar mucho rato—. ¡Sabrá el diablo adónde van a parar todos mis expedientes! Probablemente se lo envié a Linhart. Ahora mismo lo telefoneo... ¿Oiga? Aquí el teniente y juez militar Bernis. Por favor, capitán, ¿tiene usted el expediente de un tal Schwejk? ¿Que he de tenerlo yo? Me extraña mucho. ¿Que se lo quité a usted? Eso sí que me extraña. Está en la número 16. Ya sé que tengo el número 16, capitán, pero me pareció que el expediente de Schwejk lo tenía usted traspapelado por cualquier parte. ¿Que insiste en que no hable así? ¿Que usted no tiene nada traspapelado? Oiga, oiga... 

El juez militar Bernis se sentó a la mesa y habló irritado del desorden con que se llevaban a cabo las investigaciones. Ya hacía tiempo que entre él y el capitán Linhart reinaba cierta enemistad, enemistad en la que ambos eran extraordinariamente consecuentes. Si llegaba a manos de Bernis un expediente que pertenecía a Linhart, Bernis lo traspapelaba y nadie podía encontrarlo. Linhart hacía lo mismo con los expedientes que pertenecían a Bernis. Se perdían mutuamente los documentos. (5)

El expediente de Schwejk fue hallado en el archivo-militar después de la guerra con la siguiente nota: "Tiene la intención de desenmascararse y declararse contra la persona de nuestro soberano y nuestro Estado". Su expediente estaba junto al de un tal Josef Koudela. En el sobre había una crucecita y debajo "liquidado" y la fecha..."


(5) El treinta por ciento de las personas que estaban en la prisión militar se quedaron allí durante toda la guerra sin ser interrogadas ni una sola vez. (Nota del autor).


Extracto de Las aventuras del valeroso soldado Schwejk, de Jaroslav Hasek.

CERCA DEL REFUGIO DE LINZA, HUESCA


Imagen encontrada aquí.

Geografía con topónimos procedentes del euskera; idioma olvidado en estos y en tantos otros lugares.

2014/08/17

SEIS RIMAS PARA DOCE CUCHILLOS, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

SEIS RIMAS PARA DOCE CUCHILLOS

A Lena y Yorgos Savidis.

I
Grabé tu nombre en una daga de doble filo
para hundirla en el corazón a juego con tu estilo.

II
No aventes tus palabras como parva en la era;
El corazón me has vuelto piedra donde tu daga se afila.

III
He partido el durazno con este cuchillo
así me abriste tu pecho y, del sol, lo bañó el brillo.

IV
No juegues con peces niña de negro embozo,
nacer pueden cuchillos y degollar al mozo.

V
Hoja que me has herido, eras la luna nueva
en tu plenitud roja, en tu ocaso, muerta.

VI
La copa del laurel refugia como zarza que arde,
el enemigo la maldice y el amigo la bendice.

Amorgos, 4-IX-1961.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

CAMINO NOCTURNO


Imagen encontrada aquí.

2014/08/16

BALANCE, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[BALANCE]

He viajado, me he cansado y escrito poco
pero pensé mucho en el regreso, cuarenta años.
El hombre en todas las edades es un niño:
la ternura y la brutalidad de la cuna;
a lo demás le pone límite la mar, como a la orilla,
a nuestro abrazo y al eco de nuestra voz.

[1954?]


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

SINFONÍA Nº5 (COMPLETA), DE SHOSTAKOVICH


MONTE TANGORRI, NAVARRA



Imagen encontrada aquí.

2014/08/15

DUR EL SHUEIR, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

DUR EL SHUEIR

Pinos sin hálito ¡y que haya tantos!
Aquí, por Escorpio, en los límites de la Vía Láctea
está sonando la campana;
del cobre de monedas de los Seléucidas
debe venir este sonido.
Allí donde el valle pierde su angostura
en ocasiones encuentran los sentidos un muro
de cigarras muertas.
La radio canta tediosamente,
un perro esquilado con esmero
da saltos y los vasos se estremecen;
el frío cristal encierra el recuerdo en la vitrina
de un viejo museo.
Cuando oyes que otro se dirige a ti diciendo "Monsieur",
a la figurilla sirio-fenicia que se apresta a hechizarlo
quieres gritarle: "¿Qué han hecho, Dios mío?
Aquí me han encerrado por error
junto con las monedas de los Seleúcidas."

"Hortensias", 14-IX-1953.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/08/12

BHAMDUN, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

BHAMDUN

De prisa, de prisa
late el corazón
estas montañas
nos parecen seguras.
De prisa, de prisa
persigues encontrar
la danza familiar
de una luminosa
ladera que de repente
se vistió de arrebol;
late el corazón
tiemblan los labios -
Aquí nos engañaron
de prisa, de prisa.
Unos mercaderes fenicios 
vendían ídolos, 
no eran montañas.

Hotel "Ambassadeurs".
27-VIII-1953.

Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

ENTRE LOS EMBALSES DE ORELLANA Y LA SERENA, BADAJOZ



Imagen encontrada aquí.

2014/08/11

QUÉ DIJO EL CAMELLO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

QUÉ DIJO EL CAMELLO
(Pastiche)

... Estaba yo sentado en un banco distraído.
Quizá llegue alguien a matar el tiempo.
Las manzanas rojas, las verdes hojas
me gustan mucho,
me gustan mucho.
"Espera sentado a que caigan, a medianoche lo desato."
Cuándo atraparé al mirlo - ¡Ay, mirlo, mirlo!
"Aquí yace Tarseo, que no llegó a casarse."
Con estos garbanzos torraditos me pasé la tarde.
"Tengo dientes y cabellos imperecederos."
Otra vez vuelve a darse gusto a solas el muy bobo.
Evlendirelim. Nerede bulalim. Suradan buradan bulalim.
Tamam Tamam Tamam.


[1948 ?]


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

ENTRE VALDERROMÁN Y CARACENA, SORIA



Imagen encontrada aquí.

ARANJUEZ, MADRID


Imagen encontrada aquí.

2014/08/10

ELEGÍA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

ELEGÍA

La coniza, el tomillo, la pimpinela
y el ciclamen que nace en el tiempo más cerrado
y el monte que cobra el color de mora mordida,
el crepúsculo-
¡Oh Musas! ¿Volveré, Musas, a verlo?
¡Memoria! ¡Tesón! ¡Poesía!
¿Cuándo dará Alción prueba de bondad?
¿Cuándo volveré a ver a Pimpinela?

8-X-1948.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

ÉXTASIS BILBAÍNO


Seleccionado de entre las fantasías vascas.

2014/08/09

ODA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

ODA
A LAS ESTROFAS A MODO DE CALVOS
AL SERENÍSIMO, VENERABLE,
ILUSTRÍSIMO,
PRONTO SERVIDOR DE LAS MUSAS,
SEÑOR
TAKIS PAPATSONIS,
COMPUESTA POR MATÍAS PASCAL
SELECCIONADO POR ALGUNOS
IGNAROS Y FRÍVOLOS
ESTURDECIDO CANDIDATO PARA EL NOBEL,
ENCLAUSTRADO EN POROS, A XXVI DE NOVIEMBRE
DEL AÑO DEL SEÑOR MCMXLVI

¡Desciende, oh, Pan! ¡Y tú, Príapo,
desde el tintero acude! ¡Ninfas
de los pinos escondeos! ¡Cantar quiero
     ahora a Papatsonis!

Como navegante que tras muchas Ítacas
y naufragios por fin llega a la orilla
donde aguarda un anciano padre senil
     y desciende
en su compañía a la cripta del panteón
ante las efigies de sus ancestros,
así vuelvo yo la espalda al equinoccio
     de primavera.

El obstinado viejo de tupidas cejas
y canosos ramalazos en la barba,
enjuto, glacial y corcovado, ciego
     de ojos y de mente

camina delante y me arrastra en medio
de voraces roedores de astuta mirada
maliciosa y largo rabo serpentino
     de sacacorchos.

la mar estremecedora se retira
como el aleteo celeste del alción
y la coyunda del oleaje virginal
     se retira

se ha esfumado por ensalmo cuando
inclino abatido mi cuello bajo el
oscuro umbral de los negros
     recuerdos.

¿Qué me queda? ¿Dónde voy a hallar
un elixir que me consuele?
¡Lo tienes tú, vecino del elegante
     Colonaki!

Existencia miserable, envilecida
como trajinada mujerzuela
transilvana que parpadea el azul
     de sus pestañas,

que bosteza y sueña en vela
actos infames, depravados
     y corruptos.

No me asusta ni quiero dejarme
intimidar, porque TÚ sigas aún
en tu terraza fiel
     a las estrellas.

¡Adelante, pues! ¡Atrapa a la
Lira y a la Corona, amigo mío
y dame palabras crucificadas!


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/08/08

ARIADNA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

ARIADNA

Eran hermosos tus labios y te agradaba la aceituna
que mordías; el rojo, el rubio y el negro
conjuntan bien cuando la mano se tiende hacia el dogal
y deja libre al perro, a la liebre, al toro.

Relucen también los cálidos animales en el día cerrado
y todo a un tiempo: nudos de trenzas y miembros enlazados
dientes hincados en dos moras y zarzas espinosas
y dedos que acarician la luz como una anguila

dorada que atravesara la blanca bóveda del cielo -
y todo a un tiempo meciéndose al borde del abismo,
sin ego, sin coherencia, y la cima de la montaña
que tan duras despertaron; y tu cuerpo salobre

danzando, muriendo, danzando otra vez
y la caña clavada en el delta entregado al desenfreno...
... hondo... pájaro... derramo... empuño... ciega... hiero...
... la... berinto... a... be... ce... de...

Poros, 3-XI-1946.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/08/07

EL DR. ROTHLAUF Y LA SRA. ZEN, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

EL DR. ROTHLAUF Y LA SRA. ZEN

El Dr. Rothlauf fuma un cigarrillo mientras contempla
     el canal de Poros,
la Sra. Zen es muy provocativa, fantástica creación
     de un indigente.

El Dr. Rothlauf tira el sombrero y apoya su bastón en
     una ostra.
la Sra. Zen amenaza con mandar a paseo el mundo: su cabeza
     es una nuez vacía.

El Dr. Rothlauf, con sus ojos de miope, examina los
     desechos del mar, cosas extrañas y a veces
     interesantes,
la Sra. Zen empuña espada y broquel; lleva un casco
     con peñacho.

El Dr. Rothlauf va impecable: abrigo de camello, cigarrillos
     Papastros del dos,
la Sra. Zen (ha dicho la pitonisa) debe abrir el ojo para
encontrar al jovencito que en el frío le dé calor.

El Dr. Rothlauf anda embelesado, hechizado, transportado
     por las cabriolas de los peces -
¡Deshoja la margarita, Matías!... ¿Se encontrarán?...
     ¿no se encontrarán?... ¿se encontrarán?...


Poros, 31-X-1946.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

EL CASCANUECES (COMPLETO), DE TCHAIKOVSKY



Una versión estupenda.

SINFONÍA Nº11 DE SHOSTAKOVICH (COMPLETA)


2014/08/06

LA SEÑORA ZEN, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

LA SEÑORA ZEN

Caminante: Una nuez huera, ¿por qué la
coges?
Matías: Quiero sacar una figurita.
Caminante: ¿No la tiras, viejo bobo? Levanta
y haz algo útil.

Contra tempo, senza brío.

Ayer tarde me quedé
sólo en mi alcoba.
Me habían ya cansado
mi trabajo y los papeles.
Así, ocioso, me apoyé
en la mesa inútil
viendo jugar una
mosca inquieta
en el cristal que me aislaba
de un viento frío
que malograba el día.

A la luz crepuscular
los pinos agitados
me trajeron el recuerdo
de aquellas manos
que buscaban palomas
en la noche cuando,
en un lecho aterrador 
iluminado por Hécate,
me abracé de improviso
al Eros muerto.
Jugaban mis dedos
con una nuez vacía
y una bellota
y otra aún más chica
y con unos palitos
de una caña que corté.
Como el pulpo en su antro
mi mente despacio
sentía los tentáculos 
desplegarse, extenderse
enrollarse secretamente
en torno a un cuerpo,

dobladas las rodillas
la piel desnuda.
Arreciaba el viento;
mi imaginación distraída
descendía, descendía
hasta las conchas sin parar,
los labios incisos,
la música cerrada

y estas pequeñeces
que formaba
con mis dedos
se esfumaban lejos de mí
hasta no quedar nada
sino un poco de veneno
y esta figurita
que llamo señora Zen.

Poros, 26-X-1946.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

ROMEO Y JULIETA (OBERTURA), DE TCHAIKOVSKY


2014/08/05

DESASOSIEGO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[DESASOSIEGO]

Por apagar su sed pugnaban tus labios
en busca del fresco prado regado del Eurotas
y tú a galope en pos de tu lebrel, no te alcanzaron
y de las puntas de tus senos destilaba el sudor.

Junio 1946?


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

EL TRABAJO INFANTIL


"Llevo ayudando a mi padre desde que era un niño" dice este titular.

"... Hay gente que se cree que por ser jóvenes no entendemos ni tenemos experiencia. Conocemos el negocio desde que éramos pequeños porque ayudábamos a mi padre... "

2014/08/04

REFLEXIÓN, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[REFLEXIÓN]

Cipris, por tu amor hundiéronse muy hondo
los pájaros, las aves y las estrellas
y también los peces del mar que tanto me ayudaron
a dar caza a tu liebre con mis dos manos.

27-V-1946.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/08/03

ANHELO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[ANHELO]

Sin color, sin cuerpo
este cariño que vaga
disperso, apiñado,
una y otra vez disperso,
palpita sin embargo
en el bocado de la manzana,
en la incisión del higo,
en una cereza grana,
en el grano de un racimo.
Tanta Afrodita difusa por el aire
dará sed y placidez
a una boca y a otra boca
sin color, sin cuerpo.


28-VIII-1945.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/08/02

EL MEDIODÍA DE UN FATUO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

EL MEDIODÍA DE UN FATUO

¡Hale, carreta! ¡Hale, carretero!
¡Hale, lleguemos pronto a Cava!
¡Sopla, vapor; ruge, motor!
¡Los últimos somos los primeros!

Despojos, escoria, desechos,
detritos, basura, desheredados
de una lucha que fue para otros,
para ojos ajenos y ajeno corazón.

Policastros, ganapanes,
robaperas, mercachifles,
golfos, rencajos, maricones -
¡Arre, carro! ¡Hale, carretero!

En tus mejillas, pobre Patria mía,
marcan a navajazos tu calvario.
Brava leona, madre, tú sola,
mira si aguantas un cortejo así:

el mangante y el chupón
con su petate y su baúl;
el perol que hirvió toda bazofia
y que de un sorbo vaciaron

en estas colinas donde
nos encerraron, pensionados
de un loco indecente
que desbarra en su demencia.

Aquí el fantoche y el mangante
con sahumerios al hierofante
que oficia y predica
a su pía grey marica.

Estraperlistas de la N.A.F.I.A.,
mafia vil de nuestro exilio,
quinquis, ladrones, sinvergüenzas,
hablan, Patria, de ir allí,

a tu solar ensangrentado,
porque fuera -dicen- se agostaron
y no pueden vivir sin ti-
los muy fatuos; echan a correr por el botín.

Cava dei tirreni, 7-X-1944.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

(Seferis equivoca algunos y olvida otros)

MA MERE L'OYE


2014/08/01

CORO DE "MATÍAS PASCAL ENCADENADO", DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

CORO DE "MATÍAS PASCAL ENCADENADO"
(Pastiche)

Bajo el ár- bajo el -bol
¡ay cómo se lo tra-, ay cómo se lo tragó,
bajo el árbol del bambú!
¡Se oyó pam se oyó pum!
¡de los diez ya quedan tres!
¡Ay cómo lo tri-, cómo lo tritura!
de los tres ya queda uno
¡diez, tres, ni uno!

¡Allí donde florece el jacarandá
y navega de costado
la falúa aguas abajo
como una negra en estado.
Bajo el ár-, bajo el -bol,
bajo el árbol del bambú
¿Se oyó pam, se oyó pum!
y de miedo nos cagamos.

Geta con gula propia de foca
a Samalek llegarán mazorcas
de maíz para que comas
y caña también llegará
para rumiar si el hambre azuza.
¿No ves a tantos agonizar,
ni tampoco nuestra miseria?
Deja de darle a la lengua
deja de dar vueltas como clueca
que a la pollada no encuentra
brillen los luceros o haga sol,
bajo el árbol del bambú
en medio del pam-pum.

Mira una villa en Samalek
donde las lenguas de fuego
como lengua de unicornio
están lamiendo el firmamento,
allí ando yo buscando
el misterio del coturno:
sin sudores ni tormentos
y cómo se los tra-, cómo se los traga,
sin envidias ni amarguras,
se vienen abajo los halcones,
bajo el árbol del bambú
en medio del pam-pum.

Sh. Emad el Din, 6-V-1944.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/07/30

GUERRILLEROS EN ORIENTE MEDIO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

GUERRILLEROS EN ORIENTE MEDIO
(Relato infantil)

Estábamos tranquilos -es un decir-
aquí donde en suerte nos tocó vivir,
en la humedad caliente,
en tierras del Medio Oriente.
Crecióse el río,
creciéronse los ánimos
y fuimos como cañas
en una densa orilla.
Cuando vino la guerrilla
con mapas y pistolas
a perturbar nuestra vida.
Vino Rucos, vino Dimas
y Catrlis con Piros
y Despotis con Tsiros
y a las cumbres los mandaron
con espía y rocío,
añoranza de montañas.

"¿Qué buscan? ¿Qué buscan?",
gritaban en las colonias
de griegos. "¿Qué buscan?",
gritaban en las tabernas
flotantes. "¿Quién los trajo aquí
a quitarnos el aire?"
"¿Los trajeron los Aliados?"
"Pero ellos nos aprecian
y no quieren la discordia
entre los pueblos que luchan
por salvar la humanidad
de las tinieblas de la esclavitud."
"¿Los trajeron los moros
para sacarnos propinas?"

"Hermano, los griegos estos
que a cada crisis se divierten
de nuevo se inventaron algo
para así aguarnos la fiesta."

Taciturno y pálido,
cuando algo le preguntan,
con la mirada ausente
los mira y pregunta:
"¿De dónde habéis sacado eso?
¿Quién es ese estúpido?
todo va manga por hombro,
caballos verdes y azufre,
no los dejéis en el vasar
con un cazo agujereado
con un nabo, con morcilla
perrera -
con todo sería correcto
que preguntarais al vecino
que preguntarais al  carnicero
que preguntarais al moro
que vende pistacho calentito,
digestivo pero escaso."

Los guerrilleros que lo vieron
a poco se vuelven locos,
día y noche discutían
día y noche combatían
por hallarle una salida
a esta mala partida
de la crisis del Oriente.
Y los ingleses que los sostenían,
sin siquiera gastarse en alquiler,
rompieron la baraja
y con cara de funeral
a la chita callando los reunieron
y de nuevo a los montes
arriba los mandaron.

"Las palomas"
5-IX---24-X-1943.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

DUDAS



El simpático título del vídeo (mis nietos saguis) sugiere que podemos llegar sentir una confusa afinidad con otros primates (esas manos, esos rostros... esa expresividad tan perturbadoramente parecida a la nuestra). Por desgracia, esa proximidad puede suponer tanto una "elevación" del animal a la calidad de persona, como un "descenso" de la persona a la calidad de cosa.

2014/07/29

LA COARTADA O GRECIA LIBRE '43, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

LA COARTADA 

GRECIA LIBRE, '43

En aguas del Támesis
en aguas del Nilo
se lava las manos
y decía: yo no soy
y decía: yo no soy.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/07/27

FRONTISPICIO A UNA COPIA DE LAS "ODAS", DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[FRONTISPICIO A UNA COPIA DE LAS "ODAS"]

"Enluta el humo el azul espacio de los aires..."
     -leo en Calvos,
que lo imprimió en el '26 y lo conocimos en el '88;
y que quedó inconfeso en la vejez, como un "vaso roto",
en las manos de una vieja institutriz inglesa, símbolo
indestructible y espantoso

para cuantos insisten en escribir versos o prosa que
     nadie comprende
y persiguen la gloria, los advenedizos de sabios y
     pedantes,
cuando sería mil veces preferible, y el arte mucho más
     afortunada,
si fueran a Hecalia a por madroños o a Glifada a por
     besugos.
 
Transvaal, 11-XII-1941.



Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/07/26

EPIGRAMA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[EPIGRAMA]

Un joven hubo en Antioquía
que sólo decía: "¿Adiós? no,
mañana ante el barco 
en verdad te diré adiós,
a ti que me enredaste en las redes del placer."

2 de octubre de 1941.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

DILBERT Y LA VELOCIDAD DE LA LUZ


2014/07/25

EPIGRAMA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[EPIGRAMA]

Este encendedor tallado
en un trocito de mármol de Mani,
Afrodita, te lo regaló Vitó,
ahora que ya sabe que no ha conocido en placer
inflama a los demás, nunca a ella misma.

[Octubre 1939].



Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

ESCUDO DE SESTAO


CALAVERA, DE VAN GOGH

2014/07/24

EPIGRAMA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

[EPIGRAMA]

Un borrón en el verde secante
un verso apagado sin final,
una pala de ventilador estival
que ha cortado el denso calor;
el ceñidor que se quedó en mis manos
cuando el deseo cruzó a la otra orilla
-esto es lo que puedo ofrecerte, Perséfone,
apiádate de mí y concédeme el sueño de una hora.

[Octubre 1939].


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

EL HOMBRE QUE SABÍA DEMASIADO

"... Nadamos en información; nos sale información por las orejas... Es difícil darse cuenta de cuándo alguien dice algo importante... no hay reacción..."

Transcripción aproximada de una parte del diálogo de Page eight, de David Hare.

EMBALSE DEL LIMONERO, MÁLAGA



Imagen encontrada aquí.

Para hacer honor al nombre del lugar, la foto ha salido un poco amarillenta: como aquellas instantáneas Polaroid, o las reproducciones de las enciclopedias y las guías turísticas.

LE CHEVAL N'A PAS DIT "M. E. R. D. E.", DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

LE CHEVAL N'A PAS DIT "M. E. R. D. E."

¡Mándalo todo a paseo, Takis Papatsonis, mándalo todo a 
     paseo!
muy otro era el caballo: funesto,
funesto, habría dicho el Ciego
que bien sabía de brutos y de hombres
y del riesgo cotidiano de la vida.
Le oíste, dices, hablarte en gálata
de Eurídice y de Cambronne
como coronel de Transilvania
con la botonadura reluciente, los cordones
y, sobre todo, con un nombre griego,
flor del fango de Bizancio.

Él no despegó los labios: se rieron de ti.
Nada: ¡chitón, maldito!
¡Pérfido, especie de garañón!
sólo un viejo sátiro borracho
que salía de la Bodega Dragomir
farfullaba entre flatulencias
de su biología las cinco letras
     de los gálatas.

Bucarest, mayo 1939.


Yorgos Seferis, Pedro Bádenas de la Peña

2014/07/23

PAISAJES QUE HAY QUE APRENDER A AMAR

 
Imagen encontrada aquí.

DOS HAIKU EN HONOR A LA MIKADO

Carne de hierro
Muerta sobre la vía
Destino apagado.


Mertxe




Locomotora  
Abandonada y vieja  
Una hoja seca

Glo




(Haikus compuestos por sus autores para esta entrada de 2009)

EL CABALLO DE MOLDOVAQUIA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

EL CABALLO DE MOLDOVAQUIA


(Bosquejo de Matías Pascal).

Un penacho, una lanza, un árbol;
el caballo, en la otra orilla.
Entremedias discurren carnes y perfumes de mujeres
hombres en compañía de las carnes, ni contentos ni tristes,
sentenciados,
no resueltos,
sentenciados por los demás
por los dos reyes quizás
-uno, el que radica aquí, en su copia de bronce,
otro, el que radica en su copia de carne-
por los dos reyes quizás
o por el caballo
con el abismo de la panza tan airosamente alzado
en sus cuatro patas
que nos engañan con la pisada de sus cascos.
Lo horrible no se muestra nunca;
tampoco se muestra el gran anzuelo de pesca desde el 
     rojizo pedestal;
cuando te fijas te encaras con el desastre:
el retorcido esperma
que brota de sus espantosos testículos,
pesadamente como un impasible cañón en un palacete 
     de Hidra,
semilla de muerte
que infaliblemente clava a quienquiera que apunte.
y que lo arrastra como Aquiles a Héctor,
boca arriba por el polvo,
lívido, desnudo, humillado
entre los bordados reclamos que se encienden y se apagan,
entre los cansados muslos de las mujeres,
surcos enfangados de amor;
entre los neumáticos recalentados y los humos de los 
coches
cuando el calor aprieta y los uniformes presentan armas
     y los cornetines de bronce quedan sin aire
-lo trae sin duda a la panza del caballo
con la monstruosa excrecencia del rey muerto en la grupa
y sus hocicos entreabiertos resoplando de asco.
Silenciosa ceremonia inaudita,
ofrenda al hombre que sostenía esfera y cetro,
ofrenda al caballo dentro del hombre que relincha
     y ensangrienta las pezuñas
y no se sacia ni siquiera ahora que el jinete cambió el 
     sueño,
ceremonia sin procesión de sacerdotes, ni antorchas, ni
     ceremonias,
sino con las maneras cotidianas, los insignificantes infortunios
y nuestras impensables alegrías,
con la arruga habitual en la frente cuando descuelgas el 
     teléfono al sonar,
con la mirada cansada y el apretón de manos maquinal cuando
     encuentras a alguien,
cortejo enfermizo con el orden del pasajero decorado del
 mundo.

Bucarest, 19-V-1939
 
 
Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la peña


2014/07/22

EL ÁLBUM DE JAZZ, DE SHOSTAKOVICH



Para escuchar, preferiblemente, en gramola.

2014/07/21

SELVA OSCURA, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

SELVA OSCURA

Si cierro los ojos me encuentro en una penumbra inmensa,
siento el color de la aurora entre tus dedos.
Olvida la mentira que te ayudó a vivir
desnuda tus pies, desnuda tus ojos,
poco nos queda cuando nos desnudan
pero al final lo vemos fielmente.
Si cierro los ojos me encuentro siempre en un sendero,
los surcos a derecha e izquierda arruinados, al final
la casa acristalada, vacía, castigada por el sol.
Imaginé tus dedos golpeando en los cristales,
imaginé tu corazón palpitando detrás de los cristales
y cuántas pequeñeces separan a una persona
cuando no sabe superarlas.
No sabes nada porque has mirado al sol.
Tu sangre se vertió gota a gota en las oscuras hojas del
     laurel,
al ruiseñor, noches que pasaron y mármoles bajo la luna,
lo llevé al río y se tiñó de sangre.
Pienso y cuando pienso, pienso
en mis venas y en el misterio de tus manos que guían
bajando con cuidado peldaño a peldaño.
Si cierro los ojos me encuentro en un jardín inmenso.

[mayo 1937]


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

2014/07/20

SÁBADO SANTO, DE INCIDENCIAS (1931-1971?), DE CUADERNO DE EJERCICIOS II, DE SEFERIS

SÁBADO SANTO

Mañana es Pascua. Llueve y no tendremos oficina.
Los corderos en el horno me recuerdan un inmenso hospicio.


Korçë, 1-V-1937.


Yorgos Seferis/ Pedro Bádenas de la Peña

FENECO, ZORRO DEL DESIERTO, O VULPES ZERDA



En la bella penumbra del atardecer.