2014/11/24

MONTES OBARENSES, BURGOS


Imagen encontrada aquí.

¡WIFI EN CASA!

Mi alegría es pareja al descubrimiento de la forma de hacer fuego por parte de los cromañones de Annaud. Aunque quizá es mejor compararla con la experiencia de aquel matrimonio alemán que, tras ocho años de convivencia, descubrieron que su "infertilidad" se debía, sencillamente, a que nunca habían tenido sexo.

Y es que sólo ahora, después de tantos años enganchado por cable a routers de distintas compañías, me entero de que si disponen de antena es que proporcionan conexión WIFI.

El culpable de este desfase es este aislamiento de eremita.

2014/11/20

2014/11/18

LEBEN IN LUXOR (VIDA EN LUXOR)


Imagen encontrada aquí.

Una divertida e irónica "puesta al día" de los símbolos del antiguo Egipto, por un "estudioso alemán".

UNA VIVIENDA EN EGIPTO


Imagen encontrada aquí.

Gracias a las referencias al templo, ha sido sencillo localizar la vivienda:


2014/11/16

RÍO HUCHET



Imagen encontrada aquí.

Curso final y desembocadura del río Huchet en el Atlántico.

El tramo final de esta corriente se parece mucho al tramo final antiguo del río Adour. Les diferencia el caudal (el Huchet no desagua una gran extensión) y la orientación (el Huchet discurre de norte a sur).



Imagen encontrada aquí.

2014/11/12

LA CARRIÈRE DE SUZANNE (PELÍCULA COMPLETA), DE ROHMER


La Carriere De Suzanne de Eric Rohmer (VOSE) por hamletprimero

Me sorprende el desprecio en el sexo de estos Don Juanes. Incluso aquel otro, especialmente duro y realista, en el sexo de pago de Belle de jour. No partir de una posición de fuerza es, en sí mismo, un insulto intolerable que nuestra naturaleza castiga severamente.

SIERRA DE LA PARAMERA, ÁVILA



Fotografía encontrada aquí.

2014/11/08

UN CLÁSICO IMPRESCINDIBLE




Imagenes encontradas aquí.

XIV LA CUADRA, DE PLATERO Y YO, DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

XIV LA CUADRA

Cuando, al mediodía, voy a ver a Platero, un transparente rayo del sol de las doce enciende un gran lunar de oro en la plata blanda de su lomo. Bajo su barriga, por el oscuro suelo, vagamente verde, que todo lo contagia de esmeralda, el techo viejo llueve claras monedas de fuego.

Diana, que está echada entre las patas de Platero, viene a mí, bailarina, y me pone sus manos en el pecho, anhelando lamerme la boca con su lengua rosa. Subida en lo más alto del pesebre, la cabra me mira curiosa, doblando la fina cabeza de un lado y de otro, con una femenina distinción. Entre tanto, Platero, que, antes de entrar yo, me había ya saludado con un levantado rebuzno, quiere romper su cuerda, duro y alegre al mismo tiempo.

Por el tragaluz, que trae el irisado tesoro del cenit, me voy un momento, rayo de sol arriba, al cielo, desde aquel idilio. Luego, subiéndome a una piedra, miro el campo.

El paisaje verde nada en la lumbrarada florida y soñolienta, y en el azul limpio que encuadra el muro astroso, suena, dejada y dulce, una campana.

2014/11/07

XIII LAS GOLONDRINAS, DE PLATERO Y YO, DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

XIII LAS GOLONDRINAS


Ahí la tienes ya, Platero, negrita y vivaracha en su nido gris del cuadro de la Virgen de Montemayor, nido respetado siempre. Está la infeliz como asustada. Me parece que esta vez se han equivocado las pobres golondrinas, como se equivocaron, la semana pasada, las gallinas, recogiéndose en su cobijo cuando el sol de las dos se eclipsó. La primavera tuvo la coquetería de levantarse este año más temprano; pero ha tenido que guardar de nuevo, tiritando, su tierna desnudez en el lecho nublado de marzo. ¡Da pena ver marchitarse, en capullo, las rosas vírgenes del naranjal!

Están ya aquí, Platero, las golondrinas, y apenas se las oye, como otros años, cuando el primer día de llegar lo saludan y lo curiosean todo, charlando sin tregua en su rizado gorjeo. Le contaban a las flores lo que habían visto en África, sus dos viajes por el mar, echadas en el agua, con el ala por vela, o en las jarcias de los barcos; de otros ocasos, de otras auroras, de otras noches con estrellas…

No saben qué hacer. Vuelan mudas, desorientadas, como andan las hormigas cuando un niño les pisotea el camino. No se atreven a subir y bajar por la calle Nueva en insistente línea recta con aquel adornito al fin, ni a entrar en sus nidos de los pozos, ni a ponerse en los alambres del telégrafo, que el Norte hace zumbar, en su cuadro clásico de carteras, junto a los aisladores blancos… ¡Se van a morir de frío, Platero!

DE NIÑA PASÉ HAMBRE DE TODO, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

De niña pasé hambre de todo.
De joven amor y hambre.
De madura hambre de amor.
Ya de minianciana,
paso fama,
en una silla bajo el sol de mi ventana.
Muchachos:
no puedo ser "pasota" de ningún modo,
-involuntariamente en mi vida
"pasé de todo".


Gloria Fuertes

2014/11/06

DIÁLOGO DEL CORAZÓN DE JESÚS CON LA MANITA DE SANTA TERESA, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

DIÁLOGO DEL CORAZÓN DE JESÚS CON LA MANITA DE SANTA TERESA

Santa Teresa. -Divino Corazón,
yo escribí con esta mano que te habla
páginas ardientes a tu amor
en mis moradas frías de Ávila.
(Yo las pasé "moradas"
escribiendo las Moradas).

Sagrado Corazón. -¡Oh dedos privilegiados,
mujer fundadora y sabia
que al infiel dio fe y crisálida
para volar victorioso!
Cúrame esta angustia tanta,
no sufra la humanidad
que tú eres mano de Santa.

¡Oh tus versos prodigiosos
nunca cayeron en falta,
tu caricia fue tan alta
que acariciaron mi pecho!
Mano santa de la Santa,
¿mi corazón qué te ha hecho
para que levite al techo
tu cuerpo y ternura tanta?

Santa Teresa. -¡Oh, divino Corazón
si te siento me traspasas
y yo me quemo en las brasas
de tu dulce religión!


Gloria Fuertes

2014/11/05

BELLE DE JOUR (PELÍCULA COMPLETA), DE BUÑUEL



Por cierto, que acabo de descubrir que el propio Luis Buñuel aparece como "extra" en una de las escenas. Justo en el centro de la película, cuando el aristócrata llega en carruaje a recoger a la protagonista que le espera sentada en un café.

2014/11/03

ÁNGELUS, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

ÁNGELUS

En la oscura clandestinidad
como un monje solidario y solitario
recito medio rosario
de poesía y pavor.
Primer misterio de amor: Gracias porque es otro día Avemarina.
La vida es la maestra de mi vida Avemarina.
Costa gaviota soy tu devota
Avemarina.
Ya no voy a la oficina
Avematina.
Ángeles revolotean
gratitud de vuestra sierva.
Que no reviente mi aorta es lo que importa.
Ave, ave matutina,
líbranos de la rutina.


Gloria Fuertes

COMPRENDO QUE LOS POETAS, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

Comprendo que los poetas
que han nacido en un seno y ambiente burgués
tengan un cierto sentido de culpabilidad.
No es mi caso.
Yo nací en un seno de hambre y de pobreza
de chabola (aunque era una buhardilla).
Me crié en una chabola a ras de tejado,
no había luz eléctrica ni agua en mi buhardilla
retrete sí,
con una cortina de sábana vieja pieceada
-exquisitamente decorativa.


Gloria Fuertes.

2014/11/02

ARCO TRIUNFAL SOBRE EL RÍO GALINDO, CONSTRUIDO PARA RECIBIR A LA REINA MARÍA CRISTINA CON OCASIÓN DE LA BOTADURA DEL ACORAZADO VIZCAYA


Imagen encontrada aquí.

TRABAJOS DE AMOR



Se equivoca Forges al extender su cómodo universo esclavista. Y ponerla a ella cargando con la ayuda y a él agradeciéndola, sería, además de poco creíble, la misma mierda. El TRABAJO doméstico es un TRABAJO mal pagado y peor agradecido, que se endilga a los sometidos.

¿Cómo se reparte eficazmente un TRABAJO (cualquier TRABAJO)?: 

- Por turnos (esta semana limpio yo la taza del retrete y cambio los pañales a los abuelos, y la semana que viene lo haces tú), o 

- Simultaneado en cargas iguales (un trabajo realizado por una persona cuesta a esa persona el 100% del esfuerzo; realizado por dos personas cuesta a cada una un 50% del esfuerzo).

Y lo siento: no sirven las "equivalencias": mi trabajo doméstico no es equivalente a tu trabajo en la oficina.

LA APARICIÓN, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

LA APARICIÓN

Dios era bajito,
mestizo,
con nariz afilada de semita,
ojos orientales y melena de hippy.
Iba descalzo como siempre,
sin barba ni automóvil,
pies heridos traía,
-le conté tres tiritas de tafetán-
montando humilde en una nube de alcohol.
Llegó al atardecer
cuando tocan la novena
y la tristeza engorda nuestro cuarto.
Iluminó mis patatas hervidas
y pronunció:
-¡Punto... y coma!
(Me trataba de usted).
Después de esta extraña comunión
levitó un poco, sacó una flauta con forma de peine
y me atusó,
echándome una oratoria rapapolvo.

(Porsigue la entrevista).

Usando la valentía que Él me dio
y el disimulo que me prestó el diablo,
inicié una observación minuciosa
mirándole fijo de reojo.
Al terminar la charla
-que ya os contaré-
yo no sabía si Él era Él o Ella.
Pensé en la publicidad de ciertos almacenes...
me amonestó
-porque Dios entre otras cosas
es un gran telépata.
Brillaba al sudar.
Estaba compuesto
con todas las religiones del mundo,
con todos los colores,
con todos los que aún amamos a alguien,
así estaba compuesto Dios.
No trató de saber mi problema,
me contó el suyo:
¡Estaba enamorado!


Gloria Fuertes

2014/11/01

EL NO ESTAR SOLO CUANDO SE ESTÁ TRISTE, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

EL NO ESTAR SOLO CUANDO SE ESTÁ TRISTE

El no estar solo cuando se está triste,
el no estar triste cuando se está solo,
invitar a la duda a fumar un cigarro,

invitar a la luz y escribir a la calma,
encontrarse al silencio y romperle el mutismo
y escuchar que nos toca la música de moda,
lo difícil es esto,

lo sencillo, el grito en flor, la angustia,
el odio inagotable.


Gloria Fuertes

PREFIERO POR LAS MAÑANAS LA RESACA DE LAS COPAS, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

Prefiero por las mañanas la resaca de las copas
a la resaca sincopada
de la angustia por la mañana
cuando la noche fue triste,
cuando la noche sin nada.
¡Qué resaca más resaca por la mañana
cuando la noche sin nada!
Mañana será otro día.
Un gramo de esperanza me salvaría.


Gloria Fuertes.

SINFONÍA Nº14 DE SHOSTAKOVICH


2014/10/30

ROHMER O LA MORAL EN LA OPULENCIA

Vuelvo a ver las películas de Rohmer, a quien le tocó reflejar una época de esplendor económico sin precedentes. Parece que se propuso influir moralmente, desde su suave catolicismo, en una sociedad tan opulenta que sus personajes más corrientes se permitían la vida que en otras épocas habría sido exclusiva de la élites. Una sociedad que se creía culta por haber leído, visto cine y viajado un poco, y que creía participar en el poder por el mero hecho de votar, aunque su única relevancia era la de consumir. Hoy me sorprende lo velozmente que han envejecido esos empeños y el negocio de la cultura.

2014/10/29

NOCHE DE REYES, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

NOCHE DE REYES

5 de enero, Martes.
Los Reyes me echaron salud.
Gracias.
Pero no me echaron como nunca
una muñeca que me diga "te quiero".
(Me conformo con el no dolor físico.)
¡Ya es mucho!
El otro lo sé torear.

Tampoco me han echado
comida y medicina
para los niños de Somalia,
ni paz en los Balcanes,
ni un amor nuevo.

(Todos me salen de segunda mano.)



Gloria Fuertes

POSEO LA POESÍA, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

POSEO LA POESÍA

Poseo la poesía
-lo único que poseo-.
Hoy mando todo a paseo
poseo la poesía.

Yo paseo mi hidalguía
por calles de Lavapiés
-donde nací con quinqué
y crecí en madrileñía.

Siempre paseé al revés
y di la espalda al dinero,
poseo lo que yo quiero
no lo que quiere quererme.

Yo detesto la mentira
y ante la mierda quedo inerme,
amar es lo que me pierde,
me encuentro en la poesía.


Gloria Fuertes

2014/10/28

LAS CHISTERAS CON HOMBRES REBUZNABAN, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

LAS CHISTERAS CON HOMBRES REBUZNABAN

Las chisteras con hombres rebuznaban...

-¡Canonizad a esa de la esquina!
Protegieron las rosas a la espina
-sin espina las rosas desrosaban-
que la nada no vale para nada
y esta vida sí vale para vida,
hagamos crucigrama de la herida,
de rodillas besemos a la amada.
Cantemos al dolor de los dolores
cantemos al amor, igual que antaño,
el zapato que aprieta te hace daño
-sin aprieto y cadena no hay amores-
Vivamos cual si no quedan mejores
días para salir con la merienda,
quitad a los caballos ya la rienda
hora es de aguas mayores.


Gloria Fuertes

NUCLEAR MARAVILLOSA


(Pero sólo dentro de las fronteras de la patria. Los demás, que se jodan).

SAN MIGUEL DE ARALAR, NAVARRA



Imagen encontrada aquí.

2014/10/27

DIFÍCIL ES ECHARLE GRACIA A LA DESGRACIA, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES,

DIFÍCIL ES ECHARLE GRACIA A LA DESGRACIA

Difícil es echarle gracia a la desgracia
y es necesaria mucha audacia
que pájaro que vive sin alpiste
de todo lo que pasa se haga un chiste
echándole gracia a la desgracia.

Ser humorista, peor que picar piedra,
hay que nadar al biés contra corriente
se choca con la mueca de la gente
(que mientras todo sube
es muy difícil que la sonrisa baje).
Y no hay bufón ni paje
que se atreva
a subir la escalera sin peldaños.
Humorista es caerse
y no mostrar el daño,
hacer una pirueta de poeta,
tener frío
quitarse la chaqueta
y dársela al helado.
Ser humorista es como ser cristiano.

El humorista
está en la negra lista
(he oído decir que les persiguen).

OFFICIUM DEFUNCTORUM, DE TOMAS LUIS DE VICTORIA


JARA EN ALMADÉN, CIUDAD REAL


Imagen encontrada aquí.

2014/10/25

DESDE ENTONCES NO SÉ LO QUE ME DIGO, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

DESDE ENTONCES NO SÉ LO QUE ME DIGO

Mi madre era de clase media,
mi padre de clase baja,
yo de clase gratuita,
ahora de clase soñadora.

Una monja me enseñó una pierna
y yo aprendí el Sermón de la Montaña
y se lo recitaba a mis amigos
en las tabernas de Madrid.

Un miliciano me dio un bote de leche
y me pedía a cambio cuatro cosas,
yo me fui con el bote escupiendo
cuatro palabras bajo la metralla.

La guerra la pasé pasando hambre,
la guerra la pasé "pasando" sal.
Desde entonces no sé lo que me digo,
si digo poco, quiero decir más.
Me plancho la bufanda y a otra cosa.
¡Me piso la tristeza y a cantar!

2014/10/23

AVE MARÍA A OCHO VOCES, DE VICTORIA


LA GENTE DICE, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

LA GENTE DICE

La gente dice:
"pobres tiene que haber siempre"
y se quedan tan anchos
tan estrechos de miras,
tan vacíos de espíritu,
tan llenos de comodidad.

Yo aseguro
con emoción
que en un próximo futuro
sólo habrá pobres de vocación.

SE SUICIDÓ LA ESTATUA DEL DICTADOR, DE MUJER DE VERSO EN PECHO, DE GLORIA FUERTES

SE SUICIDÓ LA ESTATUA DEL DICTADOR

Se suicidó
la estatua del dictador.
La estatua vivía en el centro del estanque.
Una noche de viento
la estatua se lanzó al agua.
La estatua del dictador
murió ahogada.

Sólo las gaviotas la echaron de menos.

2014/10/22

POR LLANES, ASTURIAS


Imagen encontrada aquí.

He comenzado "Instrucciones para un descenso al infierno", de Doris Lessing. Elegí la autora a instancias de Mertxe, y el libro porque hace poco leí "Las ranas" de Aristófanes, y deseo continuar con el mismo tema.

PARQUE NATURAL DE LEVANTE, MALLORCA



Imagen encontrada aquí.

LA TRANQUILIDAD

El número más sensacional del circo nacional. Los encausados aparecen tranquilos, relajados:

- Son héroes que, a pesar de sus virtudes, afrontan un mal momento. Han hecho lo que podían y debían. Son admirados por sus iguales (somos tantos)... ¡Ay, esa vida aventurera del pirata!

- Todo ha estado siempre pactado. No se verán en la calle como esos desgraciados del estulto populacho que se suicidan.

2014/10/21

SINFONÍA Nº9, COMPLETA, DE ANTON BRUCKNER


ISLA DEL CASTRO, SANTA CRUZ DE BEZANA, CANTABRIA





Imagen encontrada aquí.


"... Octubre, en nuestras costas, es el verdadero principio del otoño; cuando la tierra empieza a enfriarse, el mar sigue templado.

En estos días tranquilos, suaves, de temperatura benigna, se pueden pasar las horas dulcemente contemplando el mar. Las grandes olas verdosas se persiguen hasta morir en la playa; el sol cabrillea sobre las espumas y, al anochecer, algún delfín destaca su cuerpo y sus aletas negras en el agua..."

de Las inquietudes de Xanti Andía, de Pío Baroja

2014/10/17

XII LA PÚA, DE PLATERO Y YO, DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

XII LA PÚA

Entrando en la dehesa de los Caballos, Platero ha comenzado a cojear. Me he echado al suelo…

—Pero, hombre, ¿qué te pasa?

Platero ha dejado la mano derecha un poco levantada, mostrando la ranilla, sin fuerza y sin peso, sin tocar casi con el casco la arena ardiente del camino.

Con una solicitud mayor, sin duda, que la del viejo Darbón, su médico, le he doblado la mano y le he mirado la ranilla roja. Una púa larga y verde, de naranjo sano, está clavada en ella como un redondo puñalillo de esmeralda. Estremecido del dolor de Platero, he tirado de la púa; y me lo he llevado al pobre al arroyo de los lirios amarillos, para que el agua corriente le lama, con su larga lengua pura, la heridilla.

Después hemos seguido hacia la mar blanca, yo delante, él detrás, cojeando todavía y dándome suaves topadas en la espalda…

2014/10/16

TIRA CÓMICA LINGÜÍSTICA


Lástima que no "la saya" también en castellano.

En realidad no se trata de un pleonasmo. Una cocina suele tener más de una puerta: por una nos ADENTRAMOS en la casa, y por otra SALIMOS de la casa. Es fuera de la casa adonde le manda la cocinera, y adonde, de hecho, va Rex, que ha comprendido bien, en las dos ocasiones.

XI EL MORIDERO, DE PLATERO Y YO, DE JUAN RAMÓN JIMÉNEZ

XI EL MORIDERO

Tú, si te mueres antes que yo, no irás, Platero mío, en el carrillo del pregonero, a la marisma inmensa, ni al barranco del camino de los montes, como los otros pobres burros, como los caballos y los perros que no tienen quien los quiera. No serán, descarnadas y sangrientas tus costillas por los cuervos —tal la espina de un barco sobre el ocaso grana—, el espectáculo feo de los viajantes de comercio que van a la estación de San Juan en el coche de las seis; ni, hinchado y rígido entre las almejas podridas de la gavia, el susto de los niños que, temerarios y curiosos, se asoman al borde de la cuesta, cogiéndose a las ramas, cuando salen las tardes de domingo, al otoño, a comer piñones tostados por los pinares.

Vive tranquilo, Platero. Yo te enterraré al pie del pino grande y redondo del huerto de la Piña, que a ti tanto te gusta. Estarás al lado de la vida alegre y serena. Los niños jugarán y coserán las niñas en sus sillitas bajas a tu lado. Sabrás los versos que la soledad me traiga. Oirás cantar a las muchachas cuando lavan en el naranjal, y el ruido de la noria será gozo y frescura de tu paz eterna. Y, todo el año, los jilgueros, los chamarices y los verderones te pondrán, en la salud perenne de la copa, un breve techo de música entre tu sueño tranquilo y el infinito cielo de azul constante de Moguer.