2015/10/22

EN LOS MÁRGENES

Me he aficionado a las introducciones y a las introducciones a las introducciones. Normalmente a la filosofía. Hoy he sacado de la biblioteca de Gobela (Guecho, Vizcaya) una "Introducción a la cultura filosófica", de José Manuel Bermudo Ávila. Las páginas adheridas en su parte inferior me cuentan que el libro no ha sido leído nunca en su integridad desde que fue incorporado a los fondos en 1991. Algo que me produce una alegría que tiene su origen en lo mucho que he disfrutado con obras secundarias de autores secundarios (la última fue un vetusto ensayo de Julio Caro Baroja que encontré en la biblioteca municipal de Reinosa (Cantabria)). Recuerdo que Julián Marías escribió que su querido maestro Ortega comenzó algún prólogo que adquirió dimensiones imposibles para funcionar como tal, transformándose en una obra autónoma, por más que el ámbito del prólogo era, junto a otros breves apretados contextos, como el de los artículos, muy de su agrado. Por mi parte, llegado a la poco optimista conclusión de que nunca se llega realmente a ninguna parte, entretenerme en esos márgenes de una obra, sin zambullirme en su interior, me parece suficiente.

No hay comentarios: