2016/03/27

PREPOSICIONES GRIEGAS

Cuando alguien construye un pórtico no lo hace (sólo) para contemplarlo, sino para estar en él y mirar desde él.

Es decir:


Esta vista está muy bien: es la del recibimiento. Pero...


ésta es la vista del día a día. Es la de los muchos momentos que sus ocupantes pasaban contemplando el cuarto lado del santuario; aquel que no cansa mirar: el de la naturaleza (rocas, plantas, sol...)


Fotografías encontradas aquí.

No hay comentarios: