2016/05/12

EL HASTÍO DEL CINE

El cine es, probablemente, el producto cultural más complejo que ha existido: la obra de arte total y al alcance de la totalidad. No habiendo aspecto que no pueda englobar, sin embargo cada obra ha quedado reducida a dos horas (¿Qué hay importante que pueda decirse en tan solo dos horas?) y sus contenidos, a satisfacer la mera finalidad del entretenimiento/ lucro. Ni siquiera internet y el abaratamiento de su producción han conseguido rescatarla de una monstruosa inercia de vanalidad y de servidumbre a la rentabilidad. De hecho, ha sido la compleja naturaleza de internet la que ha venido a aliviar una tiranía que se ha ejercido durante un siglo, poniendo en evidencia la incapacidad del cine de incorporar valor a sus obras.

1 comentario:

Glo dijo...

Demostrado queda que ni "jarto grifa" se puede condensar El Quijote en dos horas.