2016/09/19

CUADERNO DE ESBOZOS

Antes de disfrutar del documental de Herzog, encontré imágenes sueltas de la cueva de Chauvet, como éstas:



Me recordó mis cuadernos de esbozos, en los que yo mismo mezclaba unos dibujos con otros, en completo desorden, porque cuando estaba dibujando uno de ellos lo demás "desaparecía". Me concentraba de tal manera que lo que estaba dibujando era lo único que veía. Por eso estos conjuntos me parecieron familiares, cotidianos, perfectamente comprensibles, naturales...; para nada extraños, en absoluto mágicos, en absoluto espirituales... No sentí la necesidad de nada más que la información y la frecura de las líneas de aquel colega que podía haber sido yo mismo.

No hay comentarios: