2017/04/26

FUKUSHIMA, EL RAYO QUE NO CESA



Imagen encontrada aquí.

El accidente de la central nuclear de la prefectura de Fukushima, que fue provocado por la insuficiencia de medios económicos destinados a su construcción, sigue suponiendo una colosal pérdida de dinero. El estado japonés estima el costo económico total del desmantelamiento de la central en:

21 500 000 000 000 yenes, o  177 375 000 000 euros,

lo que dobla su previsión inicial. 

También estima el tiempo que durará en:

30 años.

Dentro de estas previsiones económicas se encuentran las ayudas que reciben las víctimas, gasto del que el estado pretende deshacerse, obligando así a los evacuados a volver a las zonas contaminadas. Pero a pesar de la distorsión y ocultación de la información, en la que los medios participan, la radiación no es inocua y no todos los evacuados se fueron de sus casas sólo por miedo: en este y en otros accidentes con rociadas de partículas radiactivas sobre personas se han documentado hemorragias, diarrea, fiebre...,  como efectos inmediatos a la exposición a la radiación, que son contrastables con los que sufren los enfermos que reciben radioterapia.

Esto, por lo que respecta a la tierra. Por lo que respecta al mar, la situación es más grave, pues Fukushima sigue siendo una fuente incesante de contaminación radiactiva al océano Pacífico, algo que tiene unas repercusiones que no han sido evaluadas aún por nadie... Bueno, rectifico: sí ha sido evaluada en este deleznable artículo.

No hay comentarios: