2018/09/20

UN SER HUMANO LLAMADO LEOPOLDO

De este artículo:

La claridad de los planteamientos difumina la realidad. Las nitidez de las figuras de Hitler, Stalin, Leopoldo II... hace olvidar que tras ellos, necesariamente, hay muchas personas a las que representan. Personas que ya venían en esa dirección y que continúan en la misma dirección aunque ellos desaparezcan: blancos, negros y los siempre olvidados intermedios, siempre preocupados de emparentar con los más claros y distinguirse de los más oscuros, que ya vivían en la desembocadura del Congo cuando la remontaban los barcos negreros hasta ese puerto de nombre portugués de Puerta da Lenha.

Los genocidas son todos y cada uno de los seres humanos, especialmente si han consumido alcohol y portan un arma.

"... Lo primero que creó Dios es el amor
viene luego la sangre
y la sed de sangre
a la que la simiente del cuerpo
aguijonea como sal..."

escribió Yorgos Seferis.

...

Y cuidado con esas personalizaciones despersonalizadoras. Por muy poético que suene, nadie "debe nada al Congo", pues el Congo no es una persona. 

No hay comentarios: