2018/05/01

FILOSOFÍA Y TRAGEDIA

LA MANADA BUSCA VÍCTIMAS

Las manifestaciones contra la resolución judicial de Pamplona presentan similitudes con aquellas revueltas y procesos que durante siglos tuvieron por víctimas a judíos, gitanos, brujas, etc. Una plaga, una mala cosecha, una epidemia (el día de la mujer en este caso), calienta los ánimos, y después cualquier acontecimiento desencadena la violencia. La manada, sedienta de sangre, sale a la calle en busca de víctimas que linchar.

De todos los casos de abusos sexuales que se cometen a diario en la sociedad española ( http://www.abc.es/…/abci-espana-registran-oficialmente-cuat… ), los medios de comunicación señalaron uno que les parecía singular (traje blanco, pañuelito rojo). Y con tanto acierto dieron en el clavo (para sus ratios de audiencia y para sus ingresos monetarios), que a ojos de un público deseoso de victimas, aquel se convirtió en el único caso de violación del país. Después bastó con hacer lo que hacen siempre: montajes, reconstrucciones y demás dramatizaciones, tertulias, debates, así como contar la verdad a medias, o incluso mentir... y los ánimos se enardecieron, que es lo que buscaban. Y ya se crearon su propio trabajo para meses.

Cualquier comentario como este que estoy redactando se convierte en una ofensa. Quien no está a favor de este violento sinsentido, es que está en contra de las mujeres. Este es el pobre razonamiento que hacen. Y aunque se les hable con toda claridad, a esas personas no les entra en la cabeza que están siendo manipuladas. Lo que sale en televisión es la verdad: una verdad religiosa.


...


LA OTRA INTELIGENCIA

Y, sin embargo, comprendo que "la manada humana" actúe como lo hace. Ellos no pueden acceder al pensamiento de la verdad porque exige una reflexión para cuyo ejercicio hay que tener una formación, una práctica. Pero están insatisfechos porque el poder y otros grupos sociales intentan someterlos y asobajarlos: esclavizarlos en última instancia. Tienen problemas que no saben solucionar racionalmente, pero que tienen que solucionar vitalmente. Así que se agarran a la primera excusa para reunirse y reivindicar algo juntos por la fuerza de la masa, de la manada. Aunque sea en torno a algo absurdo.

De la misma manera que los políticos de Sestao hacen como que reclaman que no se edifique la zona verde de Las Camporras, sabiendo que Mercadona hace tiempo que desestimó esa ubicación. O de la misma manera que los padres de los discípulos de Sócrates no encontraron otra manera para evitar la influencia crítica del pensador en sus hijos, que llevarlo a juicio para asustarlo y que huyera. No podían enfrentarse a él en su mismo campo.

Y yo soy tonto y me llaman tonto, porque con mi duda me pongo en una situación de debilidad, inaceptable cuando la cuestión se está dirimiendo con los dientes.

Lo comprendo.

No hay comentarios: